¡Seguinos!  

HomeEl ClubNoticiasLa noche en que Serrat dejó su huella en Banfield

serrat2011Joan Manuel Serrat, el Nano, el genio catalán -que no es Leo Messi ni Pep Guardiola, claro-. Esa leyenda viva de la música dejó su huella indeleble en Lomas de Zamora, en el marco de los festejos por el 150º aniversario de la fundación de la ciudad. "Estoy feliz de que se hayan acordado de mí y me hayan invitado... Y que sea en un lugar especial, como es la cancha del Taladro". Sí, el enorme Serrat ofreció lo mejor de su repertorio en el estadio de Banfield, el mismo escenario que en abril pasado había recibido a Joaquín Sabina y que por más de dos horas se convirtió en el hogar de unos 35 mil vecinos que disfrutaron -y no sólo porque la entrada fue gratuita- de un espectáculo inolvidable.

A los 67 años, con su calidez a flor de piel y con su voz intacta luego del mal trago que significó ese maldito cáncer, el barcelonés dio el puntapié inicial de la noche con "Hoy puede ser un gran día", seguida por sus exitosos "De vez en cuando la vida", "Penélope", "Las abarcas desiertas" y "Para la libertad". Clásicos de todos los tiempos que hicieron vibrar a los lomenses.


Luego llegó el tiempo de presentar las canciones de su disco más reciente, "Hijos de la luz y de la sombra", basado en la obra del poeta Miguel Hernández, que murió en una cárcel durante el régimen de Franco. Fue entonces cuando, tras condenar con dureza las dictaduras, se produjo el pico emotivo de la noche con la hermosa y no menos estremecedora "Nanas de la cebolla".


También se dio el gusto de cantar en catalán "Palabras de amor", tras una risueña introducción con la que justificó el uso de la lengua que mamó desde pequeño en su Poble Sec natal. "Es para todos los catalanes que encontraron su lugar en Argentina y para todos los argentinos que por esas cosas de la vida llegaron a Cataluña", explicó.


El recital, con el estadio Florencio Sola colmado y envuelto en el sueño de una dulce noche de primavera, transitó nuevamente por grandes hitos de su exquisita discografía como "El carrusel del Furo", "Tu nombre me sabe a hierba", "Mediterráneo" y "Esos locos bajitos", entre otros temas, acompañado, como siempre, por su inseparable Ricard Miralles y su generoso piano. La banda también contó con el virtuoso aporte de José Mas (teclados), Vicente Climent (batería), Israel Cuenca (guitarras), Marta Roca (violín) y Daniel Casielles (bajo).


Serrat y su magia parecían querer extender su estadía en el pretencioso escenario montado sobre la popular que da a la calle Gallo. "Si fuera por mí me quedo toda la noche, pero mi envase ya no puede más", se excusó con elegancia.

Y así, entre aplausos, se fue el Nano. Bajando la cuesta, que arriba, en la cancha del Taladro, se acabó la fiesta.


Fuente: Diario La Razón

La noche en que Serrat dejó su huella en Banfield

Noticias Nuevas:
Notas pasadas:

Campeonato 2016-2017

ANUNCIE EN Banfield Locura!

Su producto o empresa en nuestro sitio

Contactenos: info@banfieldlocura

¡Seguinos en Twitter!

Encontranos en Facebook